Vetusto y olvidado, mercado de Salina Cruz, Oaxaca

*Estructura deficiente la del viejo mercado Ignacio Zaragoza.

NVI Noticias

El año pasado, durante el periodo de campaña electoral, Rodolfo León Aragón, hoy presidente municipal, lanzó el reto: “Salina Cruz merece un mercado digno”.

El hombre, que en ese momento buscaba ocupar la alcaldía en la ciudad porteña, pronunció -más de una vez-, el deseo de dignificar el mercado Ignacio Zaragoza, un viejo achacoso que en más de 40 años no ha recibido mantenimiento integral y que, al paso de las décadas, se convirtió en un riesgo por su endeble estructura física, eléctrica, en la red de drenaje y por las peligrosas instalaciones de gas.

El 4 de mayo del 2016, en pleno apogeo electoral, y a invitación de la locataria Herma Montaño, León Aragón realizó un recorrido por el centro de abasto. “Su causa es mi causa, y si ustedes están padeciendo de las necesidades de la falta de un mejor espacio, vamos a gestionar y trabajar para lograrlo”, sostuvo el entonces candidato del Partido Revolucionario Institucional ante los locatarios.

Sin embargo, ha transcurrido el octavo mes de su gestión y la promesa sigue siendo promesa. La demagogia alcanzó al gobierno municipal que no ha concretado los consensos necesarios ni las gestiones efectivas para iniciar -en lo inmediato- la rehabilitación del popular sitio. Y tampoco existe, al menos no se ha dado a conocer de manera pública, un proyecto para construir un nuevo mercado.

La promesa

Aquel lejano 4 de mayo del 2016, el famoso “hombre  leyenda” de Salina Cruz fue bien recibido por todos los que, día a día, dejan en ese sitio su vida para llevarse a cambio un poco de dinero para comer. Traía buenas nuevas para todos: tener un mercado digno y hacer un proyecto para uno nuevo de dos niveles. La exaltación no se hizo esperar por parte de los vendedores.

León Aragón no midió sus palabras o no tenía idea de la magnitud del desafío, lo que deja al descubierto el desconocimiento del munícipe.

Viejo y peligroso

El inmueble público que lleva por nombre Mercado Ignacio Zaragoza está en pie desde hace más de 40 años, el tiempo de vida ya venció y solo con observarlo se puede comprobar lo vetusto que es.  La capacidad para albergar a los comerciantes quedó atrás, sus alrededores están saturados de puestos fijos y semifijos.

Lo que le hace falta al mercado es: drenaje, lavaderos, agua potable, eficiente sistema de recolección de basura y la renovación del sistema eléctrico.

Debido a la insistencia de los comerciantes ante las autoridades municipales y estatales, Protección Civil realizó un dictamen para conocer el estado de la estructura, el texto lo resume en tres palabras: inoperante, inseguro y de alto riesgo.

Ahora: ¡no hay recursos!

Oswaldo Antonio Castillo García, de Locatarios y Comerciantes del Mercado Ignacio Zaragoza Asociación Civil, detalló que aproximadamente al día reciben hasta cinco mil personas; se han reunido con el presidente municipal y él ha respondido con que no hay recursos para atender sus demandas.

Según Wilebaldo Morales Rojas, de la Unión de Comerciantes y Locatarios del Interior y el Exterior del Mercado Ignacio Zaragoza Asociación Civil, hay aproximadamente entre 800 y mil personas que se ganan la vida en ese lugar.

Un fuerte sismo o un incendio pueden generar una tragedia como nunca antes vista en el Puerto de las Maravillas; Oswaldo Castillo dijo que las salidas están saturadas, no hay ni para dónde correr.

Los «olvidos» del alcalde

Han pasado siete meses desde que Rodolfo León Aragón rindió protesta como presidente municipal; en su discurso de toma de posesión y acompañado por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, habló de combatir y resolver los problemas de una vez por todas; y fue más enfático al decir que mejoraría la imagen del primer cuadro de la ciudad.

Siete meses y las acciones para modernizar, mejorar o dignificar el mercado son descritas por los comerciantes como: “Nada. No ha gestionado los recursos para darle ‘una manita de gato’ a la maltratada imagen del lugar”, relató Oswaldo Castillo.

Del proyecto que prometió no hay ni anteproyecto. Según los dos representantes de comerciantes, para el anteproyecto se necesitan cerca de cinco millones de pesos, y para la construcción de un mercado entre 110 y 150 millones, pero «no hay recursos»

El mercado y las ZEE

Oswaldo Castillo, locatario, mencionó que son múltiples las peticiones que han presentado a las autoridades municipales y estatales para que al menos se mejore la imagen del Mercado Ignacio Zaragoza.

Salina Cruz es, comentan los políticos, el eje sobre el cual se desarrollarán la Zona Económica Especial (ZEE); Oswaldo Castillo considera que no es posible que la ciudad tenga un mercado en esas condiciones para atender a los nuevos residentes que llegarán a habitar la ciudad.

El mercado eje de la vida social

En su trabajo “Mercados públicos municipales: el caso del mercado Benito Juárez de Ciudad Ixtepec, Oaxaca, México, (2009-2010).” Carlos García Medina y el Mtro. Israel Flores Sandoval, dan una visión sobre lo que representan para la comunidad:

“Los mercados públicos municipales requieren apostar por cambios deliberados e integrales que les permitan satisfacer las demandas y expectativas de los consumidores y, al mismo tiempo, ser competitivos en un entorno en el que coexistan con otros formatos comerciales.

La importancia de los mercados públicos municipales o mercados minoristas radica en que cumplen funciones, no sólo económicas, sino también sociales, culturales, urbanísticas y de identidad, entre otras”.

Al traer esas palabras y aplicarlas al Ignacio Zaragoza, al andar por sus pasillos se puede ver una diversidad de productos y comidas, es el punto de reunión para gente zapoteca, ikoots y de la costa; las diversidad cultural del Istmo se puede apreciar en el mercado, donde se vende desde carne hasta guetabingui, totopo y comizcal.

Con la llegada de las plazas comerciales y tiendas departamentales que ofrecen otras cosas y a precios distintos, los comerciantes del mercado han comenzado a quedar en desventaja, lo cual afecta sus ingresos y si Rodolfo León Aragón no cumple con su promesa de campaña, el Mercado Ignacio Zaragoza podría terminar por ser un ‘mercado rémoras’ al citar de nuevo a García Medina y Flores Sandoval.

“Así, muchos mercados municipales son actualmente sitios que no se adaptan al entorno comercial en evolución, con ofertas poco atractivas y diversificadas, bajos volúmenes de ventas, establecimientos cerrados, con carencia de servicios, infraestructura y espacios degradados, insalubres y poco seguros. Muchos de estos mercados tienen poca viabilidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *