Transas arrebatan dinero a damnificados de Oaxaca

NVI Noticias

En Asunción Ixtaltepec al menos 81 tarjetas que el Banco Nacional de Servicios Financieros (Bansefi) distribuyó entre los damnificados de los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017 fueron clonadas, por lo que la Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional, Bancaria y de Valores (CNBV) investigan los hechos.

Una investigación de la CNVB, que dio a conocer la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (CCCI), informa que las autoridades bancarias identificaron que los usuarios afectados por el hackeo de sus tarjetas se concentran en tres comunidades de Oaxaca: Asunción Ixtaltepec, Magdalena Tlacotepec y Juchitán.

Cita el caso de María Elena Jiménez Vega quien recibió su tarjeta de manos del presidente Enrique Peña Nieto, pero el plástico resultó saqueado. Días después de recibirla, la mujer tuvo que acudir a la única sucursal de Bansefi en Ixtaltepec, para presentar una reclamación porque su tarjeta no tenía fondos. El caso de María Elena no fue el único.

La investigación de la CNBV documentó que, al menos 81 tarjetas de esa comunidad fueron clonadas. Algunas transacciones para retirar dinero de ellas se realizaron en el Pizza Hut ubicado en la colonia Loma Bonita, en Guadalajara, Jalisco; es decir, a 1,265 kilómetros de Asunción Ixtaltepec.

A otras 48 tarjetas entregadas en esa misma comunidad se les hizo cargos desde un lugar ubicado a 450 kilómetros: el local de Domino´s Pizza que se encuentra en la calle de Cuauhtémoc, en Los Pinitos, Veracruz.

En el caso de la tarjeta con terminación 2272, entregada también en Asunción Ixtaltepec, se le realizaron cargos de una tienda que vende teléfonos celulares en Cancún, Quintana Roo.

En la tienda de telefonía de Cancún, de acuerdo con los documentos analizados por la CNBV, se realizaron transacciones de las tarjetas de Fonden de otros 20 usuarios; nueve de ellas se hicieron antes de que los damnificados recibieran el plástico. En total, la CNBV ubicó transacciones en 128 tarjetas diferentes realizadas entre el 31 de octubre y el dos de noviembre en ese local, de las cuales sólo 16 han sido reportadas.

En la investigación de la CNBV también se ubica que, al menos, se realizaron 37 transacciones antes de que se entregaran las tarjetas.

Las transacciones fraudulentas en los cuatro comercios se realizaron entre el 22 de octubre y el 2 de noviembre de 2017. La CNBV destaca que buena parte de las operaciones se ejecutaron con una diferencia de tan solo cinco minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *