Trabajo, el sello de Morena; «somos diferentes»

NVI Noticias

“Ahora que se acerca la elección de las dirigencias nacionales y estatales, todos se cuelgan de Morena. Incluso presumen: yo hice… yo estuve…, pero los que venimos de siempre sabemos quién es quién, y quién se quiere colgar de dónde”, señala la presidenta nacional del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, Yeidckol Polevnsky.

Minutos después de concluir el Primer Informe de actividades de la senadora Susana Harp Iturribarría, señala también que algo que no captan muchos es que en Morena no hay ni pre campañas, ni campañas, “somos un partido diferente, la única campaña aquí es el trabajo”.

“Nosotros empezamos casi rogándole a la gente para que jalara con nosotros en el primer momento, pero ahora ya tenemos demasiados; todos quieren estar aquí, y hasta cuentan historias: yo soy fundador… ¿Dónde estuviste? No saben. Yo estuve en el plantón. ¿En qué tienda, en dónde?, porque yo ´sí estuve ahí todo el tiempo. Entonces, ahí me los agarro en la mentira, son puro cuento”.

LOS PRINCIPIOS Y VALORES DE LUCHA, VITALES

En medio del patio central del antiguo Convento de las Monjas Capuchina Españolas, hoy escuela de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, dice que el reto del partido en esta renovación de sus dirigencias es trabajar juntos, salir adelante, “sin dejar en el camino ni los valores ni los principios, ni la razón que nos hizo nacer; luchar siempre por lo mismo, eso es lo importante”.

-¿Permitirá Morena la conformación de tribus, clanes o grupos, ahora que busca su institucionalización?

-En Morena estamos luchando para no caer en los errores de los otros partidos. Por eso yo me lleno la boca diciendo: somos un partido diferente y no vamos a hacer nada, nada que se parezca a los otros partidos. Por esta razón, cuando el presidente planteó que los partidos tenían mucho dinero y que debían de aportar el 50 por ciento de manera voluntaria, yo salí a decir: no el cincuenta, sino el 75 por ciento. Obviamente tiene razón el presidente: los partidos no pueden tener tanto dinero cuando hay tanta pobreza, cuando falta dinero en los hospitales, cuando hace falta dinero en las escuelas, cuando hace falta infraestructura, cuando las zonas rurales están abandonadas, cuando tenemos gente en pobreza extrema. Yo, si pudiera, diría que hay que aportar el 90 por ciento.

“NO REGALAREMOS EL PARTIDO A CORRUPTOS”

¿Pero sin duda hay grupos o tribus que pretenden apoderarse de Morena?

-Evidentemente y esa es la lucha mayor. La lucha mayor es que entiendan que no lo vamos a permitir, que estamos por principios y por valores; que nos costó mucho trabajo llegar y no se los vamos (el partido) a regalar a los corruptos. Vamos luchar con todo y poniendo el ejemplo, eso es lo más importante, evitar esos vicios.

-Morena deba formar cuadros políticos…

-Sí, teníamos pocos cuadros y estos se fueron de diputados, senadores, regidores, presidentes municipales y al gobierno; no tenemos, nos hacen falta y hay que formarlos. Hay que formarlos ideológicamente, con los principios de Morena, con entrega, visión y corazón, pero también creo que técnicamente. Ya es hora que los nuestros ocupen los espacios políticos y administrativos.

Alejar el compadrazgo

-¿Terminarán Morena siendo un partido de amigos, compadres y familias?

-De ninguna manera, a ningún precio. El presidente López Obrador no dejó a ninguno de sus hijos en ningún cargo, ni en el partido, entonces es un mensaje que se tiene que entender. Ni compadrazgos, ni familiares, eso no se vale.

-¿Seguirán reciclando políticos de otros partidos?

-No tenemos el padrón porque no nos lo han entregado mañosamente, pero nosotros vamos a entrar a un programa de reafiliación para que se afilien todos los que son de Morena y después vamos a ver que se registren los que quieran. nada más que aquí los méritos cuentan, el trabajo cuenta, el compromiso cuenta, el caminar a ras de tierra y el compromiso con las causas sociales cuenta; entonces pueden entrar todos nada más que no van a ir pasando los filtros y va a haber muchos allá abajo, otros luego se alejan, pero lo que no queremos es que se vayan cuando ya están en el puesto, en la senaduría, la diputación o demás, mejor que se vayan antes.

Manifiesta que como seguidora de José Martí está convencida que el verdadero revolucionario no está donde mejor se ve o donde está más cómodo, sino donde está la obligación y el compromiso, donde puede ser más útil a las causas en las que cree.

Después añade con convicción: ¡A mí me pueden ofrecer lo que quieran, tengo principios! ¡Soy de convicciones y ahí no me van a doblar!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *