Tizna huachicol a Oaxaca

NVI Noticias

A pesar de que Oaxaca se ubica en el lugar 14 a nivel nacional por aseguramiento de huachicol, la impunidad es la marca en la comisión de este delito, pues ninguno de los detenidos está en la cárcel.

Desde que inició la campaña nacional contra el robo de combustible, como parte de la estrategia de seguridad del gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador, en Oaxaca se han iniciado 58 procesos penales por este delito -1,831 a nivel nacional-, de acuerdo a datos publicados por la Procuraduría General de la República (PGR).

De ese número, sólo en dos casos hubo detenidos en el estado, ocho personas en total, de los cuales apenas tres imputados fueron vinculados a proceso, ninguno de ellos está en cárcel preventiva y ninguno ha recibido sentencia.

Situación escalable a lo que sucede en el resto del país pues, de 435 detenidos sólo vincularon a proceso a 124 personas y se alcanzó sentencia condenatoria de apenas 11 huachicoleros.

Del primero de diciembre de 2018 al 16 de enero de 2019, las autoridades federales detectaron 32 tomas clandestinas en la entidad y mil 21 en todo México, según revelan datos de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA).

Además, las autoridades federales aseguraron 83 mil 364 litros de combustible robado en la entidad, que representa menos del 2 por ciento de los 4 millones 321 mil 88 litros asegurados a lo largo de la república en los primeros 47 días de la lucha anti-huachicol.

NARCO O CIVILES, ¿QUIÉN ROBA LA GASOLINA EN OAXACA?

Entre cateos y aseguramiento de combustible, los operativos federales anto-huachicol han develado la alta tasa de responsabilidad civil en este delito, aunque informes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) amplían el espectro al precisar que cárteles del narcotráfico, con presencia en Oaxaca, también se llevan una parte del botín.

En noviembre de 2018, mediante un comunicado, la Secretaría de la Defensa Nacional informó sobre la localización de tomas clandestinas, combustible, vehículos y contenedores en varios estado del país, entre ellos Oaxaca, sobre el que responsabilizó sobre estos ilícitos a cárteles del narcotráfico.

«Cabe señalar que en las áreas de Sonora, Sinaloa, Guanajuato, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Oaxaca y México tienen presencia de las organizaciones delictivas: Cártel del Pacífico, Cártel Jalisco Nueva Generación, Cártel de Santa Rosa de Lima, Cártel del Golfo, los Zetas y la Familia», resaltó el Ejército Mexicano en el comunicado.

Si bien no indicó cuál es el grupo del crimen organizado que opera en Oaxaca, en abril del 2017 el grupo Stratfor Global Intelligence redactó un informe en donde refiere que Oaxaca está ocupada por los grupos Tierra Caliente y Tamaulipas.

El primero está integrado por las agrupaciones del crimen organizado: Cartel de Jalisco Nueva Generación, Caballeros Templarios y la Familia Michoacana. Y el grupo Tamaulipas lo conforman: Los Zetas, Cartel del Golfo y sus pandillas.

 

Pero el huachicol en Oaxaca no es actividad exclusiva de la delincuencia organizada, como lo muestran las más recientes acciones federales como la que desplegaron en la segunda semana de enero de este año, cuando elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) coordinados con la PGR y Seguridad Física de Pemex, catearon tres viviendas donde almacenaban combustible ilícito en el municipio de San Blas Atempa, en el Istmo de Tehuantepec.

Esta acción en contra del robo del hidrocarburo se realizó luego que personal de Infantería de Marina identificara tres inmuebles donde se localizaron tambos, contenedores y bidones de plástico, material y equipo que se utiliza para el almacenamiento de hidrocarburo.

La Semar en funciones de Policía Naval en apoyo a las tareas de seguridad pública, catearon tres domicilios, aunque solo uno de ellos quedó asegurado.

IRREFRENABLE ESCALADA

De 2008 a abril de 2018, la PGR recibió 413 denuncias por robo de combustible y tomas clandestinas a lo largo del estado de Oaxaca.

Es decir, en una década se registró un promedio anual de 38 denuncias por huachicoleo, situación que se catapultó en la segunda mitad del último año, principalmente a partir de la estrategia nacional contra este delito pues, sólo entre diciembre de 2018 y el 16 de enero de 2019, la ciudadanía realizó 58 denuncias por robo de hidrocarburos en territorio oaxaqueño, es decir, en sólo 47 días se rebasó el promedio anual de carpetas de investigación que se iniciaban cada año.

Aunque las estadísticas por denuncias por robo de combustible muestran un paulatino crecimiento anual, pues en 2008 fueron apenas 9 denuncias, cifra que sufrió su primer alza marcada en 2012 cuando se registraron 44, cantidad que se duplicó para el año siguiente, pero a partir de 2014 la cantidad de averiguaciones previas por este delito federal se contaron por cientos, ese año 133, el 161 en 2015 -cifra récord antes de 2018-, 113 en 2016 y 58 en 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *