Tiende la mano a centroamericanos en Niltepec, Oaxaca

NVI Noticias

Siete mil migrantes llegaron a esta pequeña población que apenas llega a los tres mil habitantes, abarrotando el auditorio municipal, la iglesia y la plaza principal, igual que las baquetas.

Los integrantes de la Caravana Migrantes, al mediodía después de la caminata, dormían bajo la sombra de los árboles y de las casas.

Descansaban en grupos, en parejas, algunos colgaron mantas o plásticos para refugiarse de los fuertes rayos del sol.

En los pasillos del palacio y el auditorio municipal había centroamericanos que, con todo y que ambos inmuebles no se utilizan desde septiembre del año pasado, se les abrieron porque no habían espacios donde albergarlos.

En el contingente destacan los niños de todas las edades, tanto los que van solos hasta el más pequeño que es un recién nacido de apenas 22 días. Varios han enfermado en este peregrinar.

Miles de migrantes son atendidos en los módulos de salud que acompaña a la Caravana, del gobierno del estado y de las iglesias, generalmente por heridas en los pies.

El Ayuntamiento de este municipio, a través de su presidente Zelfareli Ruiz Medina, dijo que fueron rebasados por la cantidad de migrantes, sin embargo “a medida de nuestras posibilidades estamos apoyando, por humanidad nos solidarizamos, aunque fuimos devastados por el terremoto y todavía no salimos pero estamos apoyando”.

El miedo

Por temor a la Caravana muchos negocios cerraron sus puertas incluidas las fondas, por lo que muchos migrantes no pudieron adquirir comida, unos mil no se quedaron en la población y siguieron caminando o en vehículos para llegar a Juchitán.

Marcelino Nolasco Martínez, del Centro de Derechos Humanos Tepeyac que junto con otras organizaciones civiles conforma una Misión de Observación dijo que en este “éxodo masivo” van muchos niños que se están enfermando “ya tienen tos, calentura, por las altas temperaturas, merecen atención y es obligación de nuestro gobierno salvaguardar estas vidas que están en tránsito”.

Solidaridad

Dijo que el que viajen los niños “habla de una desesperación en las familias”, pues en sus lugares de origen no consiguen lo indispensable, pero también dijo que se ha dado una gran solidaridad de los pueblos originarios: “vemos en las carreteras en donde hay un asentamiento humanos hay colonias y familias que están dando agua, naranjas, plátano”.

Los ayuntamientos de la zona oriente como Ingenio Santo Domingo, Reforma de Pineda, Zanatepec y Tapanatepec, ofrecen comida y también transporte a los migrantes, la población de forma espontánea ha donado comida llevando sus peroles con comida a los albergues.

Un considerable número de inmigrantes han sido hospitalizados por enfermedades como neumonía y se van rezagando, corren peligro de que sean deportados.

Para esta madrugada la Caravana marchará hacia la ciudad de Juchitán.

Llegan en grupo a Juchitán

El espacio de la terminal de segunda clase sigue recibiendo a decenas de migrantes que llegan en grupos para descansar en este espacio, habilitado por el Ayuntamiento Juchiteco, para atender a los integrantes de la Caravana.

La presidenta municipal, Gloria Sánchez López, informó que se están instalando 80 tramos de stand para dar sombra en los patios de la terminal, además de que se están instalando más baños, adicionales a los que cuenta el edificio: “cuarenta letrinas en seco, veinte para hombres, veinte para mujeres”.

Agregó que el Cabildo decidió que se atendiera a los migrantes en los días que estén en la ciudad, se instaló una cocina que dará a los migrantes desayuno, comida y cena además de café y pan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *