Tala clandestina destruye bosques de Oaxaca

*Denuncian empresarios saqueo indiscriminado de los bosques de Oaxaca.

NVI Noticias

La tala ilegal de madera en el territorio oaxaqueño ha ido al alza al amparo de la falta de coordinación de las instancias federales tanto de seguridad como de protección al ambiente, señaló José Eugenio Ramos Sarabia, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Maderera (Canainma).

“Desgraciadamente la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa ) carece de los elementos, la estructura y coordinación. Debería tener manera de estar conectado con los demás eslabones de la cadena productiva para frenar ese contrabando, desgraciadamente no lo hacen”, sostuvo.

Aunque no se tienen estimaciones de lo que representa la tala ilegal en Oaxaca, Ramos Sarabia destacó que se calcula que por cada camión legal que es extraído de los bosques, hay otro que se saca de manera clandestina.

A nivel nacional -expuso- la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ha externado que en número redondos se tiene un aprovechamiento de seis millones de metros cúbicos de madera y que hay otros seis millones en contrabando.

Bajo esta lógica -estimó- en Oaxaca podría haber un saqueo de 360 mil metros, toda vez que aquél es el aprovechamiento forestal que tiene la entidad.

“No hay un trabajo que frene la tala clandestina. No se hace y se deja a la corrupción, a una situación que está originando más aumento del contrabando. ¿Cuánto se tiene? Es difícil cuantificarlo”, sostuvo.

Los Chimalapa

Los puntos álgidos de contrabando -indicó- se ubican en la zona de los Chimalapas, las partes altas de Zaachila como San Miguel Peras, Clavellinas y Cuatro Venados; así como en la zona de San Mateo Río Hondo.

“La Profepa sabe de esas zonas, pues entonces hay que atacarlas. Es decisión que puede venir acompañada con una coordinación en donde el estado de Oaxaca debería de tener esa rectoría para poder ir solucionando esos problemas”, declaró.

En el 2016, la Profepa reveló la existencia de 108 zonas críticas forestales en todo el país en donde se registraba la mayor incidencia de ilícitos forestales.

En los últimos 15 años atrás, la Profepa aseguró 426 mil 617 metros cúbicos de madera talada clandestinamente. En los datos revelados la dependencia de gobierno precisó que sólo cinco estados se encontraban exentas de espacios críticos y de riesgo: Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Nayarit y Tabasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *