Sobrevivientes de Anaversa, no olvidan aquel 3 de mayo de 1991

*María, David y Georgina cuentan cómo vivieron el estruendo y las consecuencias que este generó en su vida.

El Sol De Córdoba

Córdoba, Ver.- Para muchos era una tarde tranquila, algunos disfrutaban de sus alimentos, pero un estruendo interrumpió la tranquilidad de sus vidas, entre el miedo y la zozobra de saber que había ocurrido, los vecinos de la colonia La Estación temían hubiese explotado la gasolinera pero para su mala suerte la Fábrica de Anaversa había estallado y con ello una lluvia ácida caía, dañando así a miles de familias.

El 3 de mayo de 1991, la planta de plaguicidas se incendió y explotó, lo que provocó una nube tóxica que se extendió alrededor de un tercio de la colonia, partículas varias caían del cielo en forma de lluvia lo que quemó a muchas personas de la piel. Miles resultaron afectados debido a la falta de información sobre las sustancias que fueron esparcidas.

En el lugar se creaban cinco plaguicidas: pentaclorofenol, 2,4-D, paratión metílico, malatión y paraquat; sin embargo, en las paredes del local se anunciaban más de 20 productos, los cuales, si no se formulaban ahí, al menos se almacenaban y vendían presuntamente de una forma ilegal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *