Shuanas y Shelashuanas, guardianes de tradición

NVI Noticias

La salutación a las Shelashuanas es una costumbre antigua en la cultura de los zapotecas. Se realiza posterior al reconocimiento moral de los Shuanas, durante el primer mes del año y antes de la primera festividad patronal.

Los Shuanas

Las fiestas en honor a la virgen de la Soledad, cobran en Tehuantepec un significado especial. El día de esta advocación mariana es el 18 de diciembre, pero al día siguiente, el 19 de diciembre, Día del Shuana se lleva a cabo el protocolo de la presentación de quienes tendrán la responsabilidad de administrar las iglesias de cada uno de los barrios de Tehuantepec, también conocidos como Principales, serán los encargados de fomentar las costumbres y tradiciones y honrar a sus antecesores.

El director de cultura municipal, Mario Mecott Francisco, dijo que presiden la ceremonia dos Shuanas, quienes envían primero una salutación en zapoteco y su posterior traducción al español; a continuación, se nombra a los Principales que fallecieron en el trascurso del año y se da un minuto de aplausos para honrar su labor porque vivieron las fiestas patronales.
Enseguida se llama a los Shuanas que entregarán el cargo, barrio por barrio, y se menciona al que lo sustituirá hasta nombrar a todos.

Concluye la ceremonia con el toque de las golondrinas para despedir a los Shuanas salientes y felicitar a los nuevos.

Al término de este proceso se hace una alegoría a todos los santos de cada uno de los barrios de Tehuantepec. Y, por último, se tocan dos sones para bailar, uno de ellos, el son de los Shuanas.

Los Shuanas reciben el cargo el primero de enero con una misa en la Catedral, la cual es oficiada por el Obispo, donde acuden de los barrios para que se les entreguen las llaves de sus iglesias para que las cuiden, y asuman con responsabilidad el cargo. Al terminar la misa, cada Shuana se retira su barrio y ofrece una comida a sus invitados.

A diferencia de otros barrios, en Guichivere, antes de la ceremonia de entrega de llaves, se realiza un rosario en la iglesia del barrio, de donde salen después a la Catedral.

Las shelashuanas

Posterior a la entrega de las llaves de las iglesias a los Shuanas, los barrios ubicados en el lado norte de la cabecera municipal realizan la salutación a las Shelashuanas, esposas de los Shuanas. Entre los barrios que lo practican se encuentran ocho, los cuales son: Vixhana, Guichivere, San Jacinto, San Gerónimo, San Sebastián, Laborio, Jalisco y Portillo San Antonio.

Mecott Francisco afirmó que la ceremonia consiste en invitar a todos los barrios para reconocer a la nueva Shelashuana del barrio. Empiezan dando una limosna y en correspondencia se les entrega un ramito de flores y una bolsita de dulces y galletas, y un agua de horchata.

Cada Shelashuana entregará cierta cantidad de dinero que cooperó la gente en su barrio, se junta y se entrega a la Shelashuana-mayordoma anfitriona, quien entregará su vez, las bolsitas de dulces y agua de sabor.

Acto seguido se realiza un rezo y al terminar todos los barrios van y felicitan a las nuevas Shelashuanas.

Con esta ceremonia y la salutación a los Shuanas, se preparan las primeras festividades patronales, inicia con la del barrio Laborio, continúa Santa Cruz, Santa María y Jalisco. De allí sigue San Blas, antiguo barrio de Tehuantepec y que concluye con el Marte Saa (martes de carnaval) para dar paso al miércoles de ceniza e inicio de la cuaresma, destacó el historiador.

PARA SABER

Los Shuanas, también conocidos como Principales, representan la autoridad moral de cada barrio de Tehuantepec, tienen como misión honrar y preservar las tradiciones zapotecas. En esta labor son acompañados por sus esposas, las Shelashuanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *