Santa María y San Mateo, conflicto sin terminar

*El primer incidente se registró en 2009, hasta la fecha las poblaciones continúan con la división hecha de cadenas y trozos de madera

El imparcial

Una cadena y trozos de madera dividen al pueblo de Santa María del Mar agencia de Juchitán y Laguna Santa Cruz agencia de San Mateo del Mar. El conflicto por tierras parece no terminar. El Tribunal Unitario Agrario y la Procuraduría Agraria han emitido resoluciones y fallos, pero no han sido acatados por el pueblo Ikoots.

Desde que fungía como presidente municipal, Adolfo Rangel y como presidente del comisariado ejidal de San Mateo del Mar, Arnulfo Oviedo, estalló este conflicto por una mojonera que abarca 466 hectáreas, además de la laguna superior y el mar Tílleme que forman un estrecho 900 hectáreas. El problema que tenían con los pobladores de Santa María del Mar, se salió de control y provocó confrontaciones.

El primer incidente ocurrió el 23 de marzo del 2009, luego que los comuneros encabezados por el excomisariado Arnulfo Oviedo, llegaran a la comunidad de Laguna Santa Cruz, en donde detectaron que la Mojonera hecha de ladrillo y pintada con cal fuera removida 500 metros hacia adentro por los pobladores de Santa María del Mar.

La ira de San Mateo y sus habitantes

Solo dos kilómetros divide al pueblo de Santa María y Laguna Santa Cruz; de acuerdo con testimonios de los habitantes de San Mateo del Mar indicaron que desde hace años ellos acudían a pescar en el mar Tílleme. Pero cuando fungía como agente municipal de San María del Mar, Demetrio Sánchez, presuntamente los amenazó con detenerlos y encarcelarlos si los veían pescando en sus tierras.

Armados con palos y machetes, los pobladores de San María corrían a los pescadores de San Mateo e incluso les quitaban sus herramientas de trabajo como medida de advertencia.

Eso generó molestia entre los habitantes de San Mateo quienes convocaron a una asamblea informativa para dar a conocer las anomalías. Ellos acordaron tomar medidas extremas, como bloquear la carretera como castigo. Esto obligó a los pobladores de Santa María a tener que buscar otra vía para ingresar.

Los habitantes de Laguna Santa Cruz conformado por 400 personas impedían el ingreso de cualquier unidad e incluso se recabaron datos de denuncias de empresas cerveceras y refresqueras que eran asaltados y retenidos para impedir que le suministraran a San María del Mar.

Una vez que Arnulfo Oviedo dejó el cargo de comisariado, su lugar lo ocupó José Gutiérrez, nativo de la comunidad de Huazantlán del Río quien retomaría estos problemas que prevalecían con mayor insistencia.

José Gutiérrez, lo primero que hizo a su llegada al cargo fue revisar los planos topográficos de dónde abarcaban las tierras de San Mateo del Mar y de ahí tomar una determinación.

La intención que tenía es que en lo que corresponde a San Pedro Huilotepec, Santa María del Mar y Boca del Río se habían reportado invasiones entre ambas poblaciones.

A finales del 2009, José Gutiérrez exhortó al expresidente Apolinar García Hernández (2008-2010) para que se abstuviera a su gente de estar cortando madera en los límites de Huazantlán del Río.

Además de pedirle que no continuaran tirando basura en un predio baldío que habilitó el ayuntamiento de Huilotepec como basurero y que estaba tierras de Huazantlán.

Esto desató una serie de controversias, en donde ambas autoridades detenían a los campesinos por estar traspasando sus límites de tierras.

José Gutiérrez, nuevamente pidió a la Procuraduría Agraria que revisara el límite territorial entre ambas comunidades, debido a que había una empresa Mareña Renovable filial de una trasnacional interesada en comprar las tierras de San Mateo para instalar un parque eólico.

El detonante fue que Santa María quería vender las tierras de San Mateo como suyas, lo que generó molestia otra vez de los comuneros quienes cerraron el acceso a esa comunidad.

En la embestida, aprovecharon los comuneros de San Mateo y Laguna Santa Cruz a quemar tres ranchos propiedad de pobladores de Santa María, así como robarles sus reses, borregos, gallinas y quemar sus parcelas.

2010 año caótico

La pugna que había entre las autoridades, obligó a esta Huilotepec a cerrar la carretera que comunica a San Mateo.

De acuerdo con Víctor Olavarri Hidalgo, habitante de San Mateo del Mar, explicó que el conflicto era entre estas dos comunidades, pero el tercero en discordia que fue Santa María del Mar, ya que apoya a Huilotepec.

“Ese año fue crítico, porque nos tenían bloqueado, las camionetas no podían transportar a nuestros paisanos, teníamos que caminar para desplazarnos a Salina Cruz”, narró.

Dijo que los habitantes de San Mateo no tuvieron otra opción que enfrentar a los pobladores de Huilotepec exigiendo que liberaran la carretera.

Lo anterior ocasionó que los pobladores de Huilotepec, de acuerdo con el testimonio de Ernesto Burgoa Olavarrí, dispararon en contra de los pobladores de San Mateo, lesionándolos de gravedad.

“Nosotros no íbamos con la intención de pelear, no estábamos armados, íbamos a dialogar, pero nos recibieron con disparos que casi nos cuesta la vida”, reveló.

Esto le valió para que los habitantes de San Mateo retuvieran al expresidente Apolinar García Hernández y atado de manos lo llevaron caminando hasta San Mateo la intención era lincharlo por el acto criminal que había realizado.

Finalmente Adolfo Rangel, expresidente de San Mateo dialogó con su pueblo y perdonó al exalcalde Apolinar y lograron dirimir ese conflicto que había por más de dos años.

Pero en la asamblea Rangel aprovechó para decirle a su pueblo Ikoots que Santa María del Mar había sido participe de este conflicto y apoyo a los habitantes de Huilotepec. Eso les valió para que llegaran hasta los límites de Laguna Santa Cruz y Santa María en donde colocaron cadenas, piedras, troncos e impidieron al paso a sus habitantes.

Además de que les cortaron la energía eléctrica. Han transcurrido cerca de nueve años y no ha habido un acuerdo entre los tres niveles de gobierno para destrabar este conflicto que tiene a una comunidad sin los servicios y completamente aislados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *