Reinicia producción y bombeo en refinería de Salina Cruz, Oaxaca

*Ochenta y tres días después de la explosión comenzó la producción

NVI Noticias

La madrugada de este martes, luego de casi dos meses sin producción, la refinería Antonio Dovalí Jaime de Petróleos Mexicanos (Pemex) comenzó a generar gasolinas y otros energéticos.

Tras la fase de arranque de las plantas, luego de la explosión registrada el pasado 14 de junio, ayer ya se procesaron180 mil barriles de petroquímicos y la factoría istmeña ya cuenta con producción de gasolinas, diésel y turbosina.

Ayer mismo se generen los primeros 180 mil barriles diarios de los derivados del petroquímico, confirmó el representante regional de comunicación corporativa de Petróleos Mexicanos, José Franco Azuara.

Se espera que conforme transcurran los días se normalice la producción de derivados.

Cabe recordar que se procesaban 230 mil barriles diarios de petroquímicos antes del paro técnico determinado en la refinería el 13 de junio pasado a causa de la inundación por las lluvias de la tormenta tropical Calvin, y el paro a raíz de la explosión del 14 de junio. La capacidad total de operación de esta refinería, la más importante del sistema nacional, es de 330 mil barriles diarios.

A finales del pasado mes de julio iniciaron las pruebas de arranque de las plantas y este martes, finalmente, se cuenta con producto refinado.

La falta de actividad en las instalaciones petroquimicas originó que Pemex importara más gasolina y diésel principalmente traido de Estados Unidos. El paro en la refinería costó a la empresa productiva del estado pérdidas por 359 millones de pesos diarios.

Una consulta a la Base de Datos Institucional de Pemex, disponible en pemex.com, permitió establecer que, hasta el mes de mayo del 2017, la refinería istmeña producía 67 mil barriles de gasolinas, 39 mil barriles de diésel, 68 mil barriles de combustóleo y nueve mil 518 barriles de turbosina.

Desde Salina Cruz se abastecen combustibles a toda la costa del pacífico mexicano y turbosina al segundo aeropuerto más importante del País, ubicado en la Península de Yucatán. De tal forma que, al contar con combustible refinado, comenzó el bombeo hacia la Terminal Marítima de Petróleos Mexicanos, ubicada a 10 kilómetros aproximadamente de la refinería, ya que casi 80 por ciento del producto sale vía marítima a sus diferentes destinos.

Pemex registró pérdidas diarias estimadas en 359 millones de pesos diarios de combustóleo, gasolinas y otros petroquímicos. El quebranto en estos 70 días se estima en 25 mil mdp, de acuerdo a especialistas y fuentes oficiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *