Preparan embarcaciones para buscar camarón

NVI Noticias

Si bien la temporada de captura de camarón en altamar iniciará, de acuerdo con diversas predicciones que los empresarios pesqueros conocen por propia experiencia, hasta mediados del mes de septiembre de este año, a reserva de lo que puedan dictaminar el Centro Regional de Investigación Pesquera y Acuícola (CRIAP) de Salina Cruz, los más de ellos ya se encuentran haciendo mantenimiento y reparaciones a sus vetustas embarcaciones en el puerto de Salina Cruz.

La actividad pesquera no se detiene con la sola “veda” del crustáceo, dijo Francisco Carlock Villalobos, los otros seis meses las embarcaciones, al tratarse la mayoría de estos de barcos ya muy desgastados y cuya vida útil ya culminó, requieren con todo esto de una importante inversión cuyos costos son financiados por los propios empresarios, si es que pretenden que el barco no sea consumido por sus averías ya en plena temporada de pesca.

Nada más que para que un barco ingrese al “varadero” para limpiarlo y “carenarlo”, se requiere de una inversión de al menos 150 mil pesos, en tanto que el resto de los recursos para la nave se destina para el mantenimiento y reparación del motor y otro tanto para proveerla de las artes de pesca indispensables para que puedan realizar la labor de captura en altamar sin padecer percance alguno.

Cada vez es más difícil sostener la actividad pesquera, ni siquiera cuando entra en vigor la veda, refirió Carlock, pues con todo y esto el personal de la tripulación, el motorista y cuando menos un ayudante, debe estar continuamente supervisando las condiciones de la embarcación para saber que requiere con urgencia, para que en un lapso de dos meses y medio, cuando ya se de el inicio de la temporada de captura de camarón, no haya contratiempos que bien pudieron prevenirse.

El empresario reseñó que, previo a la temporada de pesca, ya empieza a haber movimiento por parte del personal de tripulación que usualmente integran la plantilla de la nómina, y algunas de estas personas aunque son de esta ciudad, emigran al norte del país para integrarse a alguna de las embarcaciones que conforman la flota camaronera del norte, por lo que seguramente algunos de estos pescadores partirán con sus propios medios para enrolarse con su “patrón” y otros más darán sus vueltas para enrolarse con alguno de los empresarios pesqueros de esta ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *