Pide arzobispo de Oaxaca no cerrar los ojos ante pobreza

NVI Noticias

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos pidió ayer a los creyentes no cerrar los ojos, ni esconder las manos, ante la pobreza de muchos de sus hermanos, sobre todo ahora por la crisis generada por la pandemia del coronavirus.

“Hay mucha pobreza en nuestros pueblos, hay muchas familias muy pobres. Nosotros que vivimos aquí, sabemos de tantas y tantas necesidades”, asentó.

En la homilía de la misa dominical oficiada en su oratorio personal, transmitida en redes sociales, el pastor religioso sostuvo que a quienes Dios los ha bendecido con bienes materiales, piensan demasiado y hacen cuentas de su negocio para poder desprenderse de algo y ayudar a sus hermanos.

“Solamente piensan en el negocio de este mundo, pero no en que Dios los va a compensar. Todo lo que hagan por los demás tendrá su recompensa, nada va a quedar sin recompensa”, apuntó.

Por eso, subrayó que quienes incurren en esta actitud se han convertido en egoístas y en avaros, pues solamente piensan en ellos y no en los demás, a pesar de tantas necesidades en Oaxaca.

“Hay muchas cosas que nos dice Dios cuando cierran su corazón, cuando se vuelven insensibles, cuando no son capaces de compartir ni de desprenderse”, agregó.

En este momento en que no hay trabajo –anotó–, muchas personas se han quedado sin trabajo y se encuentran demasiado limitados, porque viven al día.

«Dios los recompensará»

De esta manera, solicitó a quienes los ha bendecido Dios con bienes materiales compartir algo con sus hermanos en situación de pobreza.

“¿Por qué no compartir con ellos? ¿Por qué no tener presente el Evangelio del Señor? ‘si un vaso de agua das en mi nombre, no va a quedar sin recompensa’ ¿Por qué no lleva un vasito de agua, que puede ser una despensa o algunos medicamentos para algunos enfermos? En este momento en que nuevamente nos ha tocado el dolor de los sismos, ayuden a reconstruir algunas casas o en tantas cosas que pueden hacer”, señaló.

Destacó que quienes ayuden a sus hermanos, Dios los recompensará en su momento, pues no solamente estarán pensando en ellos, sino en los demás.

“Enseñen a los que vienen después de ustedes. Papá, de ese ejemplo. Mamá, de ese ejemplo a sus hijos, enséñelos a ser desprendidos. Enséñelos a compartir porque necesitamos que nuestro mundo no se vuelva tan egoísta”, añadió.

Además, resaltó que la recompensa de Dios no solamente va a hacer en la eternidad, porque les manifestará generosidad y abundancia en la vida a quienes sean desprendidos con sus hermanos.

“Dios los irá recompensando. Dios sabe cómo y en qué momento”, refirió.

Ante esto, llamó a los católicos no cerrar los ojos, ni esconder las manos, sino abrirlas para tenderlas a los demás.

“Tienda la mano. Los pobres siempre dejan una gran enseñanza, ya que se desprenden desde su pobreza y a veces se quedan sin nada al compartirlo. Háganlo desde el corazón y el Señor los recompensará como él sabe hacerlo”, terminó.

Que nos libre de la pandemia

“Que Dios nos siga cuidando, porque lo necesitamos, que Dios pronto nos libre de esta pandemia, porque nos ha causado tanto sufrimiento y nos ha hecho vivir de forma diferente. Que Dios nos ampare, que Dios, que gobierna el mundo, nos siga cuidando y protegiendo” expuso el arzobispo Vázquez Villalobos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *