Perfilan reapertura en 175 Municipios de la Esperanza de Oaxaca

NVI Noticias

Son 256 municipios ubicados en 14 entidades que, de acuerdo con el mapa de la Secretaría de Salud federal, no tienen registro de contagios ni localidades vecinas con contagios.

Sin embargo, algunas autoridades de los llamados «municipios de la esperanza» se lo toman con reserva.

Oaxaca es la entidad con el mayor número de municipios que podrían regresar a actividades normales, con 175 demarcaciones distribuidas en todas sus regiones.

Por otra parte, el Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios hizo un llamado a los gobiernos estatal y federal para que reconsideren la disposición de la nueva normalidad en las comunidades indígenas, porque la pandemia del coronavirus se encuentra en plena fase tres.

“Si no se continúan con las medidas preventivas,  se pondrá en grave riesgo la salud, integridad y la vida de las comunidades indígenas”, afirmó el secretario técnico de ese organismo, Neftalí Reyes Méndez.

De este modo, expuso que la nueva normalidad se convertirá en un acto de irresponsabilidad, e insensibilidad de las autoridades federales y estatales, pero sobre todo, la muestra de una clara descoordinación entre los tres niveles de gobierno, donde no se pondera el derecho humano a la salud de la población indígena.

Subrayó que en los últimos días se han tenido los primeros reportes de personas contagiadas por el coronavirus en las regiones más remotas, donde hasta el hospital ubicado en Tamazulápam del Espíritu Santo, cerró sus puertas debido a los contagios en el personal de salud.

Derecho de libre determinación

Aunque, reconoció las acciones de las autoridades municipales al instalar filtros de control sanitario para sus ciudadanos y así evitar al máximo el ingreso de personas externas a las comunidades.

Por esto, demandó a los gobiernos federal y estatal que se respete de manera irrestricta el derecho de los pueblos indígenas a la libre determinación, incluido el derecho a estar o permanecer en aislamiento a causa de la pandemia.

Además, exigió que se establezca la infraestructura necesaria, fortalecer los servicios médicos y dotar de medicamentos a las unidades médicas y hospitales que atienden a la población rural, para que puedan alcanzar un real ejercicio del derecho a la salud.

De la misma manera, requirió mejorar el acceso y la gestión del agua potable y el saneamiento, en particular en las comunidades indígenas más remotas, para evitar una mayor propagación del virus.

Reyes Méndez, también pidió que se establezcan acciones encaminadas a reactivar la producción y la economía local de las comunidades indígenas y rurales del estado, a fin de iniciar un proceso para alcanzar la soberanía alimentaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *