Partidos burlan la paridad de género

NVI Noticias

En los últimos nueve años la participación política de las mujeres ha sido violentada por las artimañas de quienes integran los partidos políticos, principalmente hombres que se rehúsan a dejar los cargos.

Sus trampas han ido desde obligar a renunciar a las propietarias, hasta el registro como mujeres transgénero. Aquí algunos de los casos más emblemáticos ocurridos en Oaxaca.

Oportunismo

El 7 de noviembre de 2010 a través de un escrito enviado al Oficial Mayor del Congreso del Estado, Bernarda Martínez Santiago, manifestó que por razones de carácter personal no asumiría la diputación local obtenido por el principio de representación proporcional en la 61 Legislatura.

Su lugar fue ocupado por su suplente Elías Cortés López.

En enero de 2014 durante la primera sesión de Cabildo en Tlacolula de Matamoros, a través de un acuerdo interno despojaron de la sindicatura a Elizabeth Sánchez para colocar a Heliodoro Morales Mendoza.

El hecho fue llevado a los tribunales electorales y finalmente la sindicatura fue regresada a Elizabeth Sánchez quien ocupó la segunda posición en la planilla que resultó ganadora.

Falsos trans

Durante el proceso electoral de 2018, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) canceló 15 candidaturas a primeras concejales en diversos ayuntamientos de Oaxaca porque las “candidatas” cambiaron en el proceso de registro su auto adscripción de género para burlar la paridad.

Los hombres intentaron hacerse pasar por candidatas transgénero para ocupar los espacios reservados para mujeres.

Presión a presidentas

En este año, a sólo dos días del cambio de autoridades las presidentas municipales y suplentes de Santiago Tamazola y San Miguel Ahuehuetitlán Oaxaca, en ambos casos de filiación priísta renunciaron a sus cargos para dar paso a los síndicos.

El primero de enero de 2019 en Santiago Tamazola, a sólo media hora de haber asumido el cargo, Anayeli Huerta y Yarecxy Sánchez renunciaron y en su lugar fue nombrado el síndico municipal Oscar Sánchez, quien a su vez es cuñado y tío, respectivamente de las dos mujeres.

El 2 de enero, en San Miguel Ahuehuetitlán, Fidela Fernanda Cuenca Fermín y Emilia Galdino Cuenca, respectivamente, ambas del Partido Revolucionarios Institucional (PRI), renunciaron a su cargo, en su lugar fue nombrado el síndico Salvador Daniel Peral Bazán, esposo de Cuenca Fermín.

Las renuncias de las presidentas municipales y sus suplentes de Santiago Tamazola y San Miguel Ahuehuetitlán, deben ser investigados a fondo para determinar si se trataron de actos de simulación de los partidos políticos o de violencia política de género, exhortó Ximena Avellaneda, presidenta del Grupo de Estudios Sobre la Mujer (GES-Mujer) Rosario Castellanos.

“Son actos sospechosos que deben ser investigados hasta sus últimas consecuencias para ver qué hay detrás de esto: si no son simulaciones, si no hay coacción, si no hay violencia política implicada en esto que está dando pie a que no se respete el derecho de las mayoría que eligieron mujeres para presidir los cabildos”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *