Ordenar mercado, claman locatarios en Salina Cruz, Oaxaca

NVI Noticias

Desde hace hace por lo menos tres administraciones, incluida la que concluyó funciones el pasado 31 de diciembre, locatarios del mercado Ignacio Zaragoza han pugnado por realizar un reordenamiento equilibrado y acorde a las necesidades de este recinto -tanto al interior como al exterior-, ante la proliferación de casetas y puestos de ambulantes.

Ni dónde caminar

La saturación de comerciantes en espacios aledaños al mercado, banquetas principalmente, ha propiciado que los usuarios del centro de abasto no puedan caminar, y menos estacionar sus vehículos en cercanías del mercado.

A lo largo del último mes se han intensificado las denuncias en torno a la instalación -con anuencia de la administración de Rodolfo León Aragón- de más puesto; asimismo, se registraron denuncias a finales de año ante la Defensoría de Derechos Humanos para los Pueblos de Oaxaca (DDHPO) y la fiscalía local, en contra de la directora de Mercados, por la violación a los derechos de los comerciantes por las ventas de espacios en las inmediaciones del recinto.

Loctarios dijeron que el precio de un espacio para establecer un local ambulante sobre la banqueta alcanzó los 25 mil pesos y pagan 20 pesos diarios para que puedan expender su mercancía sin ser molestados.

Oswaldo Castillo, dirigente de la A.C. Locatarios y comerciantes del Mercado Ignacio Zaragoza, detalló que de no resolverse esta situación y que los comerciantes ambulantes no se sujeten a lo que señala la ley respectiva y sean reubicados a otros lugares, pudiera haber hasta un estallido social, toda vez que el problema de la venta de espacios por la propia autoridad no ha sido resuelto.

Asumió que hasta este momento no se ha resuelto el tema de la seguridad en materia de Protección Civil, toda vez que son los mismos comerciantes ambulantes, los cuales tienen copadas las áreas de acceso y salidas de emergencia y puntos de reunión, así como denunció que ni señalamientos o rutas de salida hay en caso de ocurrir un siniestro, aún y cuando nos encontramos en una zona altamente sísmica.

Nuevo gobierno, ni sus luces

El representante de este grupo de comerciantes, abundó que hasta este momento no ha habido ningún tipo de acercamiento por parte de las autoridades municipales que entraron en funciones el 1 de enero, para ver la forma en que se pudiera resolver esta demanda histórica, asentó.

Solicitaron mesa de trabajo para asistir de forma conjunta con la Cámara de Comercio local a la Ciudad de México para exponer su situación con el Jefe del Ejecutivo y el gobernador oaxaqueño.

Es innegable, dijo, que no haya espacios para que los usuarios puedan transitar por las afueras de esta central de abasto y lo mismo sucede con los automovilistas, donde no solo en estas fechas se aglomeran vehículos particulares, sino que al igual taxis y camiones de servicio urbano, entre camiones de carga y descarga de mercancía también.

Es una falta de sensibilidad por parte de la autoridad, arguyó el comerciante, porque pudiendo resolver esta situación sin mayores problemas, se empeña en sostener a los responsables de administrar este recinto, sin pensar en las consecuencias que esta acción pudiera acarrear, de ocurrir una desgracia como la del 7 de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *