Nacho Ambriz pone la mira en el Tri

*El verde lo tiene, solo es cambiar de escudo. Nacho Ambriz recalcó su deseo de dirigir al Tricolor. Ignacio no lo oculta ni rodea la pregunta.

ESTO

Va directo: “La verdad que sí, no te lo voy a negar y esto lo comenté mucho antes de ganar un título, sí me interesa mi selección, sí me interesa”, dijo.

Ignacio confirmó su deseo, pero “al día de hoy no, porque hay un gran entrenador que está haciendo bien las cosas, entonces a nosotros nos toca preparar bien a nuestros jugadores para que sean tomados en cuenta, pero si el día de mañana se abre una vacante, hay una posibilidad, seguramente me apunto, porque me siento con la capacidad y con la experiencia de poder dirigir a una selección”, destacó. El sentimiento es mutuo. La Federación Mexicana de Futbol llegó a pensar en Nacho para tomar las riendas del equipo de manera interina años atrás: “Eso es bueno, ya por lo menos estamos cerca”, comentó.

El título con León le da más brillo a Ignacio, mucho tiempo fue minimizado, pero con el galardón que consiguió y el estilo de juego que le dio a los esmeraldas, sus cartas de presentación subieron: “Al final si me pongo a verlo fríamente, no sé, creo que ustedes también marcan mucho la pauta, de cómo nos critiquen, cómo nos alaben, cómo nos tundan a palos, yo me baso mucho en el trabajo, la dedicación, el respeto, el amor y la pasión que le tengo al futbol, toda mi vida me he dedicado a esto, pero creo que al final también estoy tranquilo, si el campeonato me va ayudar a abrirme huecos o que opinen mejor de mí, o si ya estoy en la elite de los entrenadores que ya ganaron un título, siempre será bienvenido”, expresó. ç

Los malos comentarios han endurecido a Ambriz: “Creo que la crítica, cuando es constructiva, siempre será bienvenida, después hay veces que no es buena, pero al final sirve, me pican el orgullo, me sacan la casta, sé que tengo para hacer las cosas mejor y hoy simplemente quiero agradecerles a todos los que han opinado un poquito mal o muy mal de mí porque me han hecho crecer, primero como persona y después como entrenador”, señaló.

Nacho Ambriz finalmente logró ser campeón en la Liga MX
EN BUSCA DEL BICAMPEONATO Y LA CONCACHAMPIONS
Como su León que dirige, Nacho Ambriz sigue de cacería. La Fiera coronó dos años de buen futbol con su octavo título de liga, sin embargo, el domador esmeralda, a pesar de estar en plenas vacaciones, se fija sus siguientes metas. Ignacio la tiene nítidas. Lograr el bicampeonato y destacar en Concacaf: “La verdad estoy muy contento, creo que ahorita todavía no me cae el veinte de lo que ha pasado, pero muy agradecido primero con Dios de poder cumplir un objetivo que nos habíamos propuesto desde hace dos años”, contó Nacho.

El técnico leonés narró la línea de tiempo que lo llevó al título, las caídas lo hicieron ser más fuerte: “El título lo llevamos buscando desde hace tiempo, cuando llegamos a la final contra Tigres, pero creo que a mí parecer Tigres nos gana bien y después dos tropiezos que tuvimos muy difíciles y que nos marcaron casi a todos, que fue cuando nos elimina Morelia, creo que pecamos de soberbios porque veníamos de avanzar muy fácil, habíamos llegado a la final del otro torneo, creo que eso nos afectó, luego nos pegó lo de Concachampions, que nos pasa por encima en el partido y nos deja fuera, creo que todo eso ayuda, al final mucha gente no se da cuenta de eso, pues son los palos que te hacen reaccionar, los palos que te hacen reubicar y yo creo que hoy es la consecuencia de todo eso, hemos hecho una gran Liguilla, hemos sabido trabajarla para ser campeones y creo que es muy, pero muy meritorio, poder lograr la octava estrella para el club”, describió.

Ambriz no descansa. Le quedan seis meses de contrato, pero en su mente planea la siguiente temporada y las metas que busca lograr. El vínculo se tiene que extender: “La verdad estoy muy feliz en la ciudad, le tengo un gran respeto y cariño al escudo, la gente cuando salgo a la calle me demuestra su afecto muy padre, o sea me siento muy cómodo. Yo lo que quiero es que mantengamos la base y que puedan llegar de 3 a 4 contrataciones que nos permitan armarnos para los dos torneos que vamos a tener, porque vamos a luchar por el bicampeonato y por la Concacaf, tenemos una espinita clavada y la vamos a buscar también”, advirtió Ignacio.

Las pláticas para fortalecer a la Fiera iniciaron: “El proyecto sigue existiendo, hace rato hablé con Jesús (Martínez) y la verdad que los dos estamos muy contentos, nos llevamos bien, tengo una línea directa tanto con él como con Rodrigo (Fernández), como Don Jesús (Martínez Patiño) y eso pues también me da la tranquilidad de que esto puede ir creciendo a más”, comentó.

El trabajo de Nacho Ambriz por fin rinde frutos
Ambriz recalcó sus deseos de echar raíces en el Bajío y hacer algo similar con León a lo que logró con los Rayos como jugador en la década de los 90: “Fíjate que me pasó o lo estoy viviendo como cuando estaba en Necaxa de jugador y lo siento y se los comenté previo a iniciar la Liguilla, que quería comentarles algo que a mí me había tocado vivir con Necaxa que era cuando estaba el profe (Roberto) Saporiti y en paz descanse el señor (Eduardo) Luján Manera, que siempre quedábamos en los primeros lugares y en el primer partido de la Liguilla para afuera y otra vez y para fuera. Me acuerdo que cuando llegábamos a la selección y decían que “no sabíamos jugar Liguillas, no sirven para esto” y recuerdo que me agarré al Beto Aspe, nos fuimos a echar una buena comilona, nos dijimos de todo y después de eso fue cuando empezamos a ganar. Yo les comenté eso a los jugadores. Es el momento que se acostumbra al hábito de quedar en los primeros lugares y ganar”, explicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *