Miguel Herrera no le aseguró un puesto de titular a Florian Thauvin

*Miguel Herrera ya olvidó su pasado. Desde que fue presentado como timonel de Tigres, mostró su profesionalismo, se puso los colores de la institución y se catalogó de una forma peculiar, con el objetivo claro de lograr grandes cosas en la Sultana del Norte.

ESTO

«Soy el Tigre número uno. Voy a defender este escudo, esta institución a muerte. Soy profesional de esta circunstancia del futbol, hoy mi pasado ya quedó atrás y hoy busco un presente y un futuro, ese es Tigres y ahí voy a tratar de hacer las cosas lo mejor posible, de trabajar al máximo, como lo he hecho en todos lados, para lograr los objetivos que nos hemos trazado», expresó en su primera conferencia de prensa al mando del equipo.

Si algo le ha sorprendido al Piojo es la bienvenida que le dio su nuevo grupo de trabajo. Todo el plantel regiomontano lo ha recibido de gran forma. Durante mucho tiempo lo vio de lejos, actualmente palpa de cerca la fórmula del éxito.

«El recibimiento ha sido extraordinario, de repente te sorprende lo receptivo y lo dispuesto que está este grupo a trabajar lo que se pide. Ahora veo porque son tan exitosos. Lo bien hecho no hay que tocarlo, ahí está, por eso trataré de quedarme con la mayor cantidad de jugadores de este grupo», añadió con entusiasmo.

Su primera contratación le dio la vuelta al mundo. El francés Florian Thauvin llegará para crear una gran competencia interna, pero fue claro y no le aseguró un puesto en su once inicial.

«Es una contratación importante, no podemos ocultar eso. Llame como se llame no puedes garantizarle que sea titular antes de conocerlo, antes que obviamente demuestre sus condiciones dentro de este equipo, dentro de este grupo. Por supuesto que llega al equipo por lo que ha hecho. Fue campeón del mundo, tiene en la carrera ventaja por lo que le cuesta a la institución, pero la competencia va a estar», aseveró de forma tajante.

«Trataremos de que generar esa competencia interna que haga fortalecer mucho más al equipo, eso es lo que siempre he hecho en los equipos y me ha funcionado. No quiero ver a Nahuel cómodo. Hablé con Miguel y le dije que tenía que apretarlo. Si el día de mañana Nahuel se equivoca en una instrucción, ojalá no, la equivocación ya puso en riesgo su puesto, es por poner un ejemplo”, cerró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *