‘Levantan’ área de estimulación

Mundo de Córdoba

Amas de casa de la colonia Ballinas con pico, carretilla y pala realizan trabajos coordinados para construir un área de estimulación temprana y un salón de usos múltiples, necesarios para la atención de sus hijos en el Centro de Salud de su colonia, ante la necesidad que han presentado, decidieron formar un comité pro-obra, encargado de buscar los recursos necesarios para continuar los trabajos de construcción.

Después de varias acciones para recaudar fondos para la construcción de dos cuartos, el comité pro obra ha logrado levantar los cimientos y paredes en un espacio que les otorgó el Centro de Salud y con ello se les brinde un servicio médico adecuado para sus hijos.

Sin apoyo de autoridades municipales, las mujeres que integran este comité de obra, el cual fue designado por el Centro de Salud con la ayuda de quienes acuden diariamente a este Centro, buscan continuar este proyecto, por lo que a través de faenas acuden gradualmente a quitar tierra y escombro generado por la construcción que realizan de este sitio.

“Ojalá fuera bueno que nos apoyará el Ayuntamiento con material para seguir construyendo estos cuartos, ya que viene lo más difícil que es poner el techo y con eso nosotros le seguiremos dando para que nuestros hijos puedan tener un área de atención, ya que algunos niños que vienen aquí, requieren de ayuda para su desarrollo como estimulación temprana y no tenemos un lugar adecuado donde les puedan dar este apoyo”, dijo una de las mujeres que acude al Centro de Salud y participa en las acciones.

Indicaron que hasta eventos de zumba han realizado para juntar fondos y seguir apoyando a la construcción del lugar, y manera voluntaria han acudido a realizar trabajos de limpieza.

“Esta vez venimos a levantar la tierra, porque somos beneficiaras del programa Prospera y sabemos que hace falta un lugar que mejore la atención de nuestros hijos, por eso trajimos palas, picos y una carretilla para sacar la tierra y dejar libre para que sigan trabajando los albañiles”, relató una de las amas de casa mientras picaba la tierra para limpiar el sitio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *