Inundan lluvias caña, café y maíz

Mundo de Córdoba

Cultivos de maíz, caña y cafetales quedaron inundados con las lluvias de los últimos días, por lo que productores lamentaron las pérdidas que tendrán en las próximas cosechas.

Autoridades recorren las zonas afectadas para levantar el censo correspondiente y de esta forma iniciar las gestiones ante las instancias gubernamentales, para solicitar el apoyo para los campesinos que resultarán con pérdida total de sus cultivos.

En la parte de Acatlán Oaxaca fue reportada con daños la comunidad de Vicente Camalote; en Cosolapa Cachalapas, la cual será monitoreada por las autoridades el día de hoy, debido a que el acceso a esa comunidad está en pésimas condiciones por las lluvias e imposibilita la entrada de camiones.

En Tezonapa los ríos de Tilica, Temaxcalapa y Paso Rayón, son los que se desbordaron, provocando los dos primeros inundaciones en viviendas ubicadas en las riberas de los ríos, así como en aproximadamente 5 hectáreas de maíz, 40 hectáreas de caña y 15 hectáreas de café.

Además de que las inundaciones anegaron plantíos de huleras y árboles maderables, mientras que el río de Paso Rayón sólo provocó que al desbordarse la carretera Silbato- Paso Rayón, quedara obstruida.

Hasta el momento no hay un dato exacto de las afectaciones en cada municipio, debido a que las lluvias continúan y autoridades señalaron que continúan realizando monitoreos en lugares de mayor riego para familias que están asentadas en esos lugares.

Dieron a conocer que las cifras que puedan proporcionar, serán aproximadas, debido que según los pronósticos del tiempo, seguirán las lluvias y podrían incrementar las afectaciones.

En la comunidad de Tilica el nivel del agua comenzó a bajar y nuevamente hay acceso para vehículos, las personas volvieron a su rutina diaria, contrario a algunos campesinos que esperan a que los cañales, cafetales y huleras bajen el nivel del agua para comenzar a limpiarlas y evitar que los animales rastreros se escondan en las hojarascas y puedan lesionar a alguna persona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *