Gobierno de Chihuahua promociona turismo en la Sierra Tarahumara

*Batopilas, por ejemplo, es un pueblo mágico por todo el ambiente que lo rodea, en donde es fácil ver frutos comunes en esta población como papayas, naranjas, mangos, guayabas y aguacates

Excelsior

El Gobierno de Chihuahua, lanzó una ambiciosa campaña de promoción turística a la Sierra Tarahumara en apoyo a la economía de esta región.

Por ejemplo, la primera promoción tiene que ver con el deporte en la naturaleza, caminatas, visitas a las antiguas minas, a comunidades indígenas, así como la posibilidad de conocer el proceso de cómo se extraen los metales, serían algunas de las actividades que pueden realizar los visitantes en Batopilas.
Sonia Estrada, encargada de reservaciones y ventas en los Hoteles Sierra Madre, comentó que Batopilas es un pueblo mágico por todo el ambiente que lo rodea, en donde es fácil ver frutos comunes en esta población como papayas, naranjas, mangos, guayabas y aguacates.
Cabe señalar que en la actualidad Batopilas es un destino turístico, principalmente en el rubro ecológico y de aventura, particularmente famoso entre turistas estadounidenses y europeos, que aprecian la riqueza colonial de su pasado y la hospitalidad de los pobladores.
La encargada de reservaciones explicó que con su microclima, los visitantes lo encuentran un sitio encantador, además de que existen entre 9 y 10 hoteles para todos los presupuestos y la carretera permite que todo tipo de vehículos puedan acceder.
El lugar cuenta con restaurantes de muy buena calidad, que ofrecen mariscos frescos cada día, además de que existen muy buenos guías locales.
Relató que la historia de uno de los fundadores, Alexander Shepherd, es contada en el libro “El magnate de plata”, personaje que promovió la escuela, el hospital y otras obras para sus trabajadores. Este personaje, a quien también llamaban “El patrón grande” estaba interesado en que sus trabajadores estuvieran bien.
La Iglesia El Santo Ángel Custodio de Satevó, está a 7 kilómetros de la cabecera municipal y se encuentra recién restaurada por Misiones Coloniales, para hacer lucir mejor esta edificación que un fotógrafo tuvo a bien llamar “La Catedral Perdida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *