Escasean y encarecen víveres en el Istmo, Oaxaca

*De acuerdo con los cálculos de los habitantes, al menos el 40 por ciento de los hogares del municipio no tiene manera de suministrarse agua potable

NVI Noticias

A la tragedia que enluta el Istmo de Tehuantepec, se suma la escasez y encarecimiento de agua. Cientos son los habitantes que al no tener suministro por falta de energía eléctrica, hicieron del río y las lluvias su fuente de abasto.

Mientras que en la red de agua potable el vital líquido esta ausente, en las tiendas de abarrotes la poca agua embotellada que aún queda se vende a precio de oro en municipios como Unión Hidalgo y Santo Domingo Ingenio.

“Ya estamos teniendo escasez de alimentos y agua principalmente. En las tiendas los botellones que nos costaban 25 pesos ahora están arriba de los 50 pesos. Algunas personas que han ido a buscar a otros municipios nos han comentado que un garrafón se llega a vender hasta en 100 pesos. En otro lados no se vende simplemente porque ya no hay”, informó vía telefónica Nidia, habitante de Santo Domingo Ingenio.

Las pequeñas tiendas de aquél municipio tienen su fuente de abasto en Juchitán de Zaragoza, al haber quedado destruido por el sismo de 8.2 grados, no hay manera de hacerse allegar alimentos más que a través de los víveres enviados por personas nacidas en aquellas localidades pero radicadas en la capital.

Ramiro Marín, responsable del centro de acopio abierto para ayuda a habitante de Santo Domingo Ingenio explicó que las familias se están suministrando del agua del río para realizar actividades de limpieza, el sábado por la noche la gente sacó sus cubetas a los patios para recoger agua de lluvia.

Tortilla, una gloria

A falta de energía eléctrica las actividades como la elaboración de pan y tortillas están suspendidas. “Sabemos que hay una con servicio pero hay largas filas para comprar. Comer tortilla en Rancho Gubiña es una gloria”, afirma Águeda López, responsable del centro de acopio abierto en la capital a favor de los habitantes de aquella localidad.

Otro alimento encarecido ha sido el pollo, el cual alcanzó los 100 pesos el kilogramo. En el caso de las verduras éstas ya escasearon y en el pan, no hay manera de realizarlo porque no hay insumos o porque en el temblor los hornos quedaron sepultados.

Se normaliza hoy actividad comercial

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), anunció la normalización de las actividades en los establecimientos comerciales en el Istmo.

El director de relaciones con gobierno de la ANTAD, Manuel Cardona, señaló que sólo dos tiendas permanecerán cerradas por daños estructurales, el resto laborará normal en la medida de que el personal se vaya reincorporando.

“En algunos casos los empleados o colaboradores de las tiendas están atendiendo situaciones familiares que no les permiten ir a trabajar”, dijo.

Aseguró que dado que no hubo afectaciones en la red carretera, existe abasto suficiente en los anaqueles para poder responder a la demanda de alimentos de la población.

Y de la misma manera descartó encarecimiento en los víveres que se expenden en las tiendas de autoservicio grandes y pequeñas.

“La cadena de abasto se restablece muy rápido. Nuestros problema no tiene que ver con el abasto porque nuestros inventarios corren rápido y se tiene muy estructurada esta parte”, dijo.

Este domingo gran parte éstas volvieron a abrir, sin embargo, de acuerdo con habitantes de la zona esta situación no es de mucha ayuda para la compra de alimentos ya que no hay dinero circulante debido a que los cajeros no están en funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *