¿Enojado por el apartado de calles?, es un problema sin solución

*Llantas, plantas, cubetas llenas de cemento y piedras, garrafones de agua con piedras y palos de escoba, y hasta refrigeradores en desuso, son colocados en diversas calles

El Sol De Córdoba

Córdoba, Ver.- ¿Tu vecino aparta los sitios de estacionamiento con sillas, una cubeta o llantas?, lo adecuado es dar aviso al jefe de manzana quien funge como mediador en este conflicto, así lo dio a conocer Ulises Monroy Torres, abogado integrantes del Colegio de Abogados 30 Caballeros de la ciudad de Córdoba.

“Este tipo de situaciones no se encuentra regulado dentro del ordenamiento jurídico, pero, los reglamentos municipales de cada espacio pueda existir un apartado respecto al apoyo vial siendo quizá catalogado como una falta administrativa que pueden ser implementadas a cargo de áreas específicas”, comentó.

En entrevista el abogado manifestó que lo correcto es dar a conocer este tipo de situaciones a los denominados “jefes de manzana” que son los mediadores entre los vecinos de una colonia, fraccionamiento o unidad habitacional que pueda presentar un problema o conflicto, “como tal con relación a este tipo de situaciones no pueden haberse acciones legales, no obstante se desprenden circunstancias causando molestia en la ciudadanía y esto puede generar conflictos que terminan en agresiones físicas o verbales y estos actos ya se ven en ámbitos penales”.

Monroy Torres dijo que los oficios son parte clave de un antecedente, cuando el jefe de manzana no logra dar solución y al menos en la ciudad de Córdoba, las áreas como Tránsito municipal, regidores comisionados de la movilidad y vialidad de la ciudad o bien el síndico, son otras alternativas de solución.

El abogado dejó claro que este tipo de acciones no se trata de un delito sino de una falta cívica.

Pese a que intentó localizar al Director de Tránsito y Vialidad de la ciudad de Córdoba no se obtuvo respuesta.

Sin embargo, dentro del reglamento de tránsito municipal de la ciudad de Córdoba en el título Décimo Primero del Capítulo II “De las Actividades Prohibidas en Vía Pública”, el artículo 223 catalogado como prohibiciones en vía pública el apartado número cinco indica que “el instalar boyas, topes, cadenas, plumas o cualquier objeto que afecte el tránsito sin autorización de la Dirección así como colocar objetos para apartar áreas de estacionamiento está prohibido”, sin mencionarse alguna multa o sanción en el escrito.

Usan de todo para apartar un lugar en la calle

Desde llantas, plantas, cubetas llenas de cemento y piedras, garrafones de agua con piedras y palos de escoba, y hasta refrigeradores en desuso, son colocados en diversas calles de la ciudad para apartar los espacios de estacionamiento.

Sea por reservar el espacio del frente de sus viviendas para su propio auto o por negocio, muchas son las personas que colocan en plena calle todo tipo de artículos con tal de tener disponible un cajón o dos de estacionamiento.

El problema es evidente prácticamente en toda la ciudad, donde se observan diversos elementos para apartar lugares y es que a decir de algunos vecinos, los trabajadores de diversas dependencias llegan desde antes de las 8 de la mañana y se estacionan frente a sus viviendas y ya no mueven sus autos hasta las 6 o 7 de la noche en que terminan sus horarios laborales.

En ese contexto, dicen, se ven obligados a guardar sus espacios para colocar sus autos frente a sus viviendas ante la ola de robos de autos que se ha venido dando en diversas colonias de la ciudad.

La señora Dolores Díaz comenta que su hija se va a trabajar desde las 7 de la mañana porque es maestra, pero cuando regresa alrededor de de las dos de la tarde a comer, ya no encuentra lugar frente a su domicilio, por lo que tiene que dejar su automóvil hasta dos cuadras alejadas de su hogar, lo que en estos momentos no es nada seguro. Dice que si no aparta el espacio con cubos rellenos de cemento y plantas, su hija no puede volver a ocupar ese espacio hasta después de las 7 de la noche en que los empleados de negocios y empresas ubicadas en la zona de Los Sauces se van.

Señala que sabe que no está bien, pero también que se han llevado varios vehículos de esa zona, por lo que aparta el lugar frente a su domicilio para tratar de evitar se roben el automóvil de su hija, que bastante trabajo le cuesta pagar.

ES FUENTE DE EMPLEO

Por su parte, Juan Hernández, quien se gana la vida cuidando espacios para automóviles de trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad, del IMSS, del Monte de Piedad, así como de algunos maestros de escuelas cercanas al Deportivo Colón, comenta que al no encontrar empleo formal tuvo que dedicarse a lavar autos, cuidarlos y apartar algunos espacios de la vía pública. Comenta que la situación está muy difícil, que los empleos que encontraba eran de diez o doce horas por jornada con salarios mínimos, además a su edad ya nadie le da trabajo, por lo que ante la necesidad de llevar el sustento a su hogar vio en el lavado de autos una opción. “Lo demás, ya cuidarlos y hasta apartar el lugar para algunos buenos clientes, se fue dando poco a poco”, añade.

Explica que aún a plena luz del día ha habido robos y cristalazos, por lo que quienes trabajan en horarios corridos y no pueden estar al pendiente de sus autos y tampoco pueden darse el lujo de pagar 8 o 10 horas de estacionamiento, prefieren darle una propina.

El apartado de espacios para estacionamiento también se da frente a diversos negocios, tiendas y oficinas de gobierno, pues de no ser así, los proveedores, repartidores y clientes no podrían pararse ahí.

Así, no es raro ver desde grandes plantas y macetas, sillas en desuso, llantas, cubetones rellenos de cemento con un palo de escoba, garrafones de agua llenos de piedras y hasta refrigeradores en plena vía pública.

En Veracruz no se realizan operativos contra estas prácticas

Veracruz, ver.- Cubetas vacías, sillas, mesas y hasta cubos de concreto son utilizados comúnmente en zonas de la ciudad de Veracruz indebidamente para apartar lugares de estacionamiento.

A pesar de que esta acción se encuentra sancionada por el Reglamento de Tránsito es poco común observar que se realicen operativos de manera permanente.

Entre las principales zonas donde automovilistas sufren constantemente estos actos se encuentra la parte turística del bulevar Manuel Ávila Camacho, como son las palapas de Villa del Mar, en donde los espacios son ocupados por restauranteros para sus clientes.

Otro sitio donde es una constante es el Centro Histórico, en donde a pesar de existir parquímetros algunas zonas libres son acaparadas por franeleros.

Pero no solo ocurre en vías donde se concentran actividades comerciales, otros puntos identificados se ven en colonias, donde propietarios de viviendas utilizan hasta señalamientos para prohibir estacionarse.

Unas de estas zonas en donde es común observar que se incurra en estas prácticas es la avenida Cuauhtémoc, vialidad que comunica la zona norte con el sur de la ciudad de Veracruz y en donde se observa la ubicación de varios negocios, oficinas e inmuebles de tipo residencial.

El director de Tránsito de Veracruz, Arturo García García, afirma que apartar espacios de estacionamiento o colocar señalética que no es expedida por la dependencia a su cargo, se considera como una falta al reglamento municipal de tránsito.

Y aunque no existe una sanción establecida para estos casos, el funcionario dice que el personal a su cargo tiene la instrucción para retirar cualquier objeto que obstruya el espacio público con la intención de apartar estacionamiento.

“El reglamento no contempla sanción a una persona, pero regularmente estas personas cuando ven que llega una patrulla y pregunta de quién son los objetos, y resulta que nadie se hace responsable de estos objetos y esto haría difícil que se aplique una sanción en caso de que se suscite”.

Del mismo modo, detalla que se realizan rondines de manera periódica por parte del personal de Tránsito en las zonas turística, como la Plaza Acuario y Villa del Mar, que son los lugares donde se ha detectado que se apartan los lugares.

En el caso de las colonias, donde también es recurrente que personas aparten espacios frente a sus domicilios, dijo que se sigue la misma instrucción por parte de los efectivos de Tránsito Municipal.

Recuerda que las únicas excepciones sobre el uso del espacio público para estacionarse se toman en las zonas de carga y descarga, aunque en estas no se permite que los automóviles permanezcan de manera permanente, sin importar que sea el propietario del inmueble ubicado en esa zona.

Otras restricciones se aplican en lugares para personas discapacitadas y áreas de dependencias encargadas de la seguridad y procuración de justicia, aunque en ambos casos se expide un permiso por parte del área a su cargo.

“Todo lo que sea vía pública para que pueda ser utilizado de manera particular o de manera privada requiere un permiso especial, pero dentro del reglamento no existen permisos para espacios de estacionamiento, lo que el reglamento contempla son las zonas de carga y descarga, lugares para personas discapacitadas y zonas de seguridad como fiscalía o estación de policías”, precisa el funcionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *