Empleados de confianza exigen a Atecas su salario

NVI Noticias

No obstante el paro de labores que hicieran empleados municipales del Sindicato de Empleados, Trabajadores y Similares del H. Ayuntamiento (SETSHA) por alrededor de siete días, éstos recibieron de manera puntual el pago quincenal por los servicios que prestan al municipio, contrario a lo que sucede con el resto de los empleados de confianza de esta administración morenista en el puerto de Salina cruz.

Señalaron, quienes prefieren omitir sus generales por obvias razones, que hasta el medio día de este sábado 18 de mayo no han recibido el pago correspondiente a la primera quincena de mayo del presente, pese a que han cumplido con sus labores en la medida de sus posibilidades y es que en casi todas las áreas falta de todo: gasolina, diésel, vehículos, y con todo y esto tratan de cumplir con su trabajo en el área en que se encuentren adscritos y algunas otras actividades más que surgieron con motivo de los festejos de la “Fiesta Pueblo”.

Luego de que el paro de labores conminara al gobierno municipal a cambiar la sede de este histórico festejo al campo de la “Sedena” en la colonia Guadalupe de esta ciudad, los servidores públicos denominados como de “confianza”, contribuyeron a la organización y administración de la nueva sede para recibir a la ciudadanía y a sus invitados que acudieron masivamente a esta importante celebración porteña.

No todos tenemos las mismas posibilidades, dijo un hombre, y si estamos aquí, es porque necesitamos del trabajo, para el pago de nuestros gastos y el alimento, vestido y calzado de nuestras familias, vivimos al día y por ello nos vemos en la necesidad de cumplir no solo con lo que nos toca realizar como servidores públicos, sino con otras encomiendas que van surgiendo en este proceso.

Señalaron que algunos de los funcionarios municipales de primer nivel “tienen tela de donde cortar”, por ello no ni se inmutan cuando no les realizan el pago de dieta y salarios en tiempo y forma, en tanto el resto de los trabajadores, “nos las vemos duras”; somos los que batallamos con el avituallamiento de herramientas e insumos para poder cumplir con el trabajo y no quedar mal ante la ciudadanía, dijo un señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *