Ejecutan a dueño del restaurant la Bendición y a uno de sus trabajadores

*Los encontraron en la línea divisoria de los estados de Oaxaca y Veracruz, fueron levantados la tarde del lunes

Édgar PEREA

Cuenca del Papaloapan.-El propietario del hotel y restaurant conocido como “La Bendición” ubicado en la orilla de la carretera federal 145 a la altura de Tierra Blanca Veracruz, fue ejecutado junto con uno de sus trabajadores luego de que el pasado lunes, fueran interceptados cuando acudían a una gasolinera que está siendo construida y que es propiedad del empresario restaurantero.

Según informes de las autoridades policiacas, la tarde noche del pasado martes, fue reportada la existencia de dos cadáveres sobre la orilla del camino de terracería que lleva hacia la comunidad de Miguel Hidalgo justo a unos trescientos metros de la comunidad de Paso Bobo, al lugar acudieron elementos de las corporaciones estatales y ministeriales de los estados de Oaxaca y Veracruz para levantar las diligencias correspondientes y establecer en que demarcación territorial estaban los cuerpos.

Hasta ese momento los fallecidos fueron enviados al descanso municipal para la necropsia de rigor en calidad de desconocidos, sin embargo a eso de las dos y media de la madrugada una persona de nombre Marco Antonio Muñoz Ceja, se presento a la fiscalía de turno para efectuar la identificación legal de uno de los cuerpos manifestando que se trataba del señor Rodrigo Muñoz Bravo de 47 años de edad, originario de mata de caña Cuitlahuac Veracruz.

El declarante explico que dicha persona era el propietario del hotel y restaurant denominado la “Bendición”, mientras que el segundo cuerpo también fue reconocido por él con el nombre de José Octavio Echeverry Giraldo de 54 años de edad, quien es originario de Medellín Colombia pero con domicilio actual en la colonia San Rosendo de la ciudad de Tierra Blanca Veracruz, es empleado de la construcción y trabajaba para el señor Rodrigo Muñoz ya que le estaba construyendo una gasolinera.

Según la explicación del declarante, a ambos los levantó un comando armado alrededor de las cuatro de la tarde cuando se dirigían a bordo de su camioneta a una gasolinera que está en construcción en la comunidad de Huixcolotla, en la misma unidad de motor fueron llevados con rumbo desconocido hasta que finalmente fueron encontrados sin vida.

Ambos cuerpos fueron devueltos a sus consanguíneos para darles las respectivas sepulturas mientras que las autoridades ministeriales ya indagan quien o quienes pudieron haberlos asesinado y sobre todo que causas pudieron haber tenido para hacerlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *