Detectan 33 palmeras infectadas por plaga

*Se detectó también la presencia del Picudo Negro en los municipios Nazareno Etla, Santa Cruz Amilpas, Santa Lucía del Camino y Santa Cruz Xoxocotlán

El Imparcial

Autoridades de ecología han detectado al menos 33 palmeras de la especie Phoenix SP afectadas por el insecto Picudo Negro, de las cuales 21 han sido derribadas en los últimos días.

La directora de Ecología del Municipio de Oaxaca de Juárez, Iliana Juárez Flores, informó que debido al daño físico que provoca la plaga y para evitar aun más su proliferación, es necesario retirar todas las palmeras afectadas.

Refirió que en coordinación el Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable (IEEDS), la Coordinación Estatal Forestal (Coesfo) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor), se han realizado acciones para atender esta contingencia.

Por ello, con el cumplimiento de los dictámenes y licencias correspondientes, se han derribado hasta la fecha 21 palmeras que representaban riesgo de colapsarse.

La funcionaria municipal señaló que en el marco del proyecto «Brigadas Comunitarias de Sanidad Forestal», personal del IEDS realiza el derribo y el saneamiento de las que se ubican en la ciudad de Oaxaca.

Dijo que con estas acciones se evita la propagación del insecto, «mitigando los riesgos entre la ciudadanía que circula por la zona, ante la posible caída de hojas secas».

Juárez Flores comentó que este proyecto de atención a los árboles de la ciudad de Oaxaca, participan áreas operativas como la Secretaría de Servicios a la Comunidad y la Comisaría de Protección Civil, en coordinación con la Fundación Alfredo Harp Helú.

Entre los municipios donde también se ha detectado la presencia de la plaga Picudo Negro son, Nazareno Etla, Santa Cruz Amilpas, Santa Lucía del Camino y Santa Cruz Xoxocotlán.

Las autoridades hicieron un llamado a la ciudadanía oaxaqueña que en caso de localizar la presencia de esta plaga, hagan de conocimiento a la Dirección de Ecología Municipal, para dar respuesta y seguimiento y ofrecer el tratamiento oportuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *