Campesinos rechazan instalación de subestación del parque eólico

*Desalojaron de forma pacífica una retroexcavadora que estaba en la zona de construcción

El imparcial

Un grupo de 100 campesinos zapotecas originarios de las comunidades de Rancho Llano y Puente Madera que pertenecen al municipio de San Blans Atempa desalojaron de forma pacífica maquinaria que realizaba trabajados en la zona comunal llamada “Cerro Igú” en donde se construye una subestación para abastecer de energía el parque eólico propiedad de la Sedena.

Los campesinos arribaron en camionetas al sitio que también se conoce como “El Pitayal” y solicitaron al conductor de la retroexcavadora desalojar el predio, por lo que abandonó el sitio de inmediato.

El parque eólico de la Sedena llamado “Granja Sedena” lleva más de dos años de construcción, el responsable de la obra está a cargo de la empresa “Tadeco” y tendrá capacidad de producción nominal total de 15 megawatts de energía eléctrica para alimentar al sector de la dependencia federal en modalidad de autoabastecimiento.

Los aerogeneradores que se han montado son de la empresa danesa “Vesta” y se pretende que el abastecimiento de energía provenga de una subestación que se pretende construir en terrenos comunales de San Blas Atempa.

Los manifestantes expresaron que la defensa de este sitio es porque es una zona sagrada en la que realizan ceremonias indígenas, además es un lugar donde practican la caza para el consumo de sus familias y también extraen leña para la cocción de sus alimentos en hornos de barro.

También denunciaron que los encargados de la construcción están realizando excavaciones de material pétreo en un cerro ubicado a unos metros de la zona con lo cual intentan realizar la obra de la subestación.

“Pedimos que en lugar de llevarse nuestra grava, mejor lo utilicen para rehabilitar nuestros caminos hacia nuestras parcelas que se encuentran en pésimo estado, nosotros lo único que exigimos es que respeten nuestras tierras, no queremos que ninguna obra destruya nuestro medio ambiente, el territorio y la vida”, indicaron.

Por su parte, Francisco Salud Bautista, representante del Consejo Ciudadano Indígena Zapoteca de San Blas Atempa, explicó que existe una resistencia ante el cuidado de la tierra y el territorio, por lo que exigió a la Sedena respetar las zonas sagradas del pueblo zapoteca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *