Camioneta embiste a mujer motociclista y la mata

*Su hijo se debate entre la vida y la muerte en el hospital de esta ciudad

Edgar PEREA

Tuxtepec, Oax.-Una camioneta que al parecer iba a toda velocidad para escapar de algo o de alguien, embistió  a una mujer que se desplazaba a bordo de su motocicleta acompañada de su hijo, en el lugar murió la fémina mientras que su vástago se debate entre la vida y la muerte en el interior del hospital general de esta ciudad.

El accidente ocurrió sobre la carretera federal que lleva hacia la Presa Cerro de Oro cuando la mujer identificada con el nombre de Cristina Hernández Regules de 38 años de edad, circulaba a bordo de su motocicleta acompañada de su hijo de nombre José Isidro García cuando a la altura del kilómetro 8 en la comunidad de Camelia Roja, una camioneta no identificada los embistió lanzándolos por los aires.

Paramédicos de la Cruz Roja acudieron al lugar de los hechos y le brindaron los primeros auxilios al jovencito el cual fue llevado de urgencias al hospital general con múltiples lesiones en el cuerpo, fue ingresado al nosocomio en donde se dio a conocer que se encuentra delicado de salud, mientras que en el lugar del accidente perdió la vida la señora que conducía la motocicleta.

Personal de la Agencia Estatal de Investigaciones junto con el fiscal de turno acudieron a levantar las diligencias del caso y ordenaron el traslado del cuerpo al descanso municipal para la necropsia de rigor, posteriormente la fémina fue reconocida por sus familiares quienes se apersonaron en la fiscalía que atendió el caso.

La fémina fue reconocida con el nombre de Cristina Hernández Regules, contaba con 38 años de edad y era originaria de Juan Rodríguez Clara Veracruz pero con domicilio actual en la calle Francisco I. Madero de la población de Paso Canoa, el cuerpo fue entregado a sus familiares para los trámites legales correspondientes mientras que las investigaciones del caso dieron inicio por parte de las autoridades ministeriales para tratar de dar con el responsable de esta tragedia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *