Asamblea de Santa María Chimalapa pide a exdiputada priísta que no intervenga en elecciones

NVI Noticias

Habitantes del municipio de Santa María Chimalapa desistieron de tomar la carretera de la comunidad, a la altura de El Mezquite, porque la resolución de la Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación emitida el pasado viernes reconoció al Cabildo electo y únicamente ordenó la nueva elección del presidente municipal, síndico y regidor de hacienda.

Sin embargo en asamblea general realizada el pasado sábado, los ciudadanos del municipio advirtieron que si la ex diputada priista María Luisa Matus, su hijo Igmar Matus y su abogado Fernando Urbieta, siguen entrometiéndose en la vida interna de su pueblo, “no solo tomaremos la carretera, sino realizaremos otras movilizaciones para exigir al gobernador Alejandro Murat Hinojosa y el secretario general de gobierno, Héctor Annuar Mafud, respeto a nuestros usos y costumbres”.

Ratificaron además su decisión de promover una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción en contra del ex comisionado de la administración municipal Reynaldo Cruz Esteva por la presunta malversación de 7 millones de pesos de las participaciones municipales durante su gestión.

Por su parte, el Cabildo acordó que el próximo sábado se definirá quienes de los seis concejales que tienen a salvo sus derechos por la resolución de la Sala Xalapa ocupará la presidencia municipal, la sindicatura y la regiduría de hacienda, tal como lo mandata la resolución judicial.

No permitirán uso de recursos públicos

El mandato de los magistrados ordena al Ayuntamiento para que dentro el plazo de cinco días hábiles posteriores a la notificación de la sentencia, convoque a sesión de Cabildo a fin de que, conforme dispone la Ley Orgánica Municipal para el Estado de Oaxaca, proceda a su instalación con la mayoría de sus miembros; esto, previo acuerdo entre sus integrantes sobre los concejales que ocuparán de manera temporal el cargo de Presidente, el de Síndico y el de Regidor de Hacienda, ya que en caso de no hacerlo deberá ser la legislatura quien haga las designaciones provisionales, hasta en tanto se repone la elección de dichos cargos, hecho lo cual, deberán regresar a los cargos que originalmente les confirió la asamblea.

Los asambleístas acordaron también que durante este tiempo no se permitirá el uso de los recursos públicos, excepto para los que son actividades esenciales del municipio.

Asimismo advirtieron que si los regidores vigentes en sus derechos no cumplen con los puntos acordados por la asamblea, se convocará a una nueva reunión del pueblo para determinar lo conducente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *