Bajos de Chila, complejo de lujo en santuario de tortugas

NVI Noticias

Desde febrero de 2017 la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) advirtió que el desarrollo inmobiliario que construía Viva Resorts en la playa El Palmarito, Bajos de Chila, sería clausurado por desacato a medidas de seguridad, pero la construcción no se ha detenido.

Desde su página de internet la empresa promociona “lujosas, inteligentes y hermosas propiedades” frente al mar en Puerto Escondido “con vistas de gran angular”, así como habitaciones con una tarifa mínima de 83 dólares por noche.

En el sitio web aparecen imágenes del interior y la fachada del complejo que cuenta con albercas, así como de la playa, personas disfrutando de actividades y una pequeña tortuga tratando de llegar al mar, precisamente la especie cuya vida se ve amenazada por la construcción del complejo.

Larga historia

En diciembre de 2015 el reportero de esta casa editorial, Luis Ignacio Velásquez, informó de la historia de la invasión comunal que en el 2008 realizó el ex campeón olímpico de la Copa del Mundo y líder del equipo nacional de esquí de Canadá, Cary Mullen, quien “compró” a Eleuterio Ríos Luna 32 hectáreas de playa a través de Marco Antonio Bruciaga, para desarrollar un complejo inmobiliario a través de su empresa VivoResorts.

La transacción nunca tuvo el aval de los comuneros de Bajos de Chila, perteneciente a San Pedro Mixtepec, e incluyó una serie de denuncias ante las procuraduría Agraria, la Profepa y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Lo único que existió por parte de la Profepa fue un comunicado que en febrero de 2017 es la advertencia de una clausura definitiva, previamente clausurado por carecer de autorizaciones que otorga la Semarnat, con las cuales se garantizara que no había afectaciones a la vegetación o al ecosistema.

Advertencia, no más

La Profepa advirtió que la empresa Éxito Resort había incumplido de manera reiterada con la normativa ambiental, así comocon las órdenes para detener las obras que afectan el ecosistema costero “a pesar de que la PGR aseguró el inmueble y un juez federal ordenó la suspensión de las actividades.

La colusión de autoridades es la única explicación que el presidente del consejo de vigilancia del Comisariado de Bienes Comunales de Bajos de Chila, Sergio Cortázar Bautista, para que VivoResorts no haya detenido la construcción de su complejo de lujo.

Advirtió que el registro del actual comisariado de Bienes Comunales de Bajos de Chila no ha sido validado, “estamos entendiendo que están amafiados para que no nos den el registro y no nos dejen actuar libremente, sin embargo la gente de Bajos de Chila se va a manifestar”.

Tortuga laúd, en riesgo

Un ambientalista local que participa en la protección de las tortugas que prefirió omitir su nombre por el riesgo de que los propietarios de VivoResorts tomen represalias en su contra, advirtió que la construcción se ubica en una zona federal y en una playa de anidación de tortugas, incluyendo la laúd que está en peligro crítico de extinción.

“Impacta la playa y las dunas costeras”, una defensa natural contra desastres naturales. Calculó que el complejo abarca al menos tres kilómetros de playa, una décima parte de la longitud de El Palmarito, el tercer punto de anidación de esa especie, donde cada vez anidan menos especies, si acaso tres por noche en época de anidación.

Además de que las luces de la construcción de VivoResorts y otras casas particulares desorientan a las tortugas, denunció que los vigilantes o veladores aprovechan para saquear los nidos, por lo que en diez años no se tendría un sólo ejemplar.

Las advertencias, las amenazas al medio ambiente y una especie, han sido pasadas por alto. Ambos confían que con la nueva administración federal este tipo de ilegalidades puedan frenarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *