A través del rap exaltan la cultura del Istmo, Oaxaca

NVI Noticias

Después de hablar sobre sus futuros apoyos a la juventud en caso de ganar, la candidata Aurelia Benítez dejó que el primer rapero subiera al escenario de su mitin político, apenas escuchó cantar al joven ordenó que no siguiera y canceló la participación de los demás.

Así recuerda Dalthon Pineda, promotor del rap en el Istmo, cómo los marginó e hizo comentarios discriminatorios sobre los raperos la actual candidata a la diputación federal por la coalición por México al Frente que aglutina al PAN, PRD y MC, aunque en esa ocasión era candidata a la alcaldía de El Espinal.

“Antes de iniciar el evento se aventó un discurso que de ganar iba a donar todo su salario a la juventud, para construir parques para las bicicletas y las patinetas, a construir escenarios en las colonias y lo aplaudía todo mundo y después pasó lo que pasó”, recuerda.

Predominan estereotipos

Se le pregunta al poeta urbano si en el Istmo existe la percepción del rapero como un delincuente que puede disolver en ácido a sus víctimas -como el sonado caso ocurrido en Jalisco recientemente-, Dalthon asegura que el rap que se produce en el Istmo es diametralmente distinto en el contenido a los raperos del norte del país.

“En la región, el rap en zapoteco no tiene ninguna influencia, no lo puedes comparar con nada, ha llegado a ser una herramienta educativa en las escuelas, hay maestros que como parte del Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO) incluyen el rap en zapoteco, ponen discos de los muchachos, así nos ubican”.

El lenguaje violento del rap desde su nacimiento en los barrios bajos de los Estados Unidos y que aún se mantiene en ciertos géneros no ha entrado en el contenido del rap local.

“Lo que se escucha en zapoteco, no habla de matanzas, de drogas, es netamente cultural y personal, no está contaminado todavía”.

El rap en otras lenguas del estado tampoco aborda temas como la violencia o que se incite a lo negativo, sus primeras creaciones están ligadas a la cultura de los pueblos.

“Hay un muchacho mixe en Tamazulapan que hace rap y le preguntábamos de qué hablan tus canciones, el respondió, pues habla de la tierra, de la cosecha, de la siembra, aunque escuchaba rap americano que habla mucho de drogas y tener dinero y ese tipo de cosas, pero no lo llevó a su rap bilingüe”.

Iniciada en una tradición de la cultura y de lo propio, los nuevos raperos mantienen los temas relativos a la tradición, a la historia, a los poetas y a los personaje locales, con ese contenido lograron ser aceptados por la sociedad zapoteca y así quieren mantenerse, asegura.

Dalthon Pineda no niega que el género del rap violento del tipo que cantaba “QBA”, joven que participó en el asesinato de los tres estudiantes de cine en Jalisco, se escucha entre los jóvenes, sobre todo en la red, en donde pueden acceder a cualquier tipo de contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *