Asesinado y enterrado

Mundo de Córdoba

Una fosa clandestina fue localizada el pasado miércoles en la noche en un terreno baldío en el rancho “El Azufre”. Al cierre de esta edición las autoridades habían encontrado un cadáver y la zona quedó resguardada por elementos de la Policía Estatal.

El reporte llegó a las autoridades desde el miércoles a las 20:00 horas. El propietario del terreno, Vicente Hernández Martínez, afirmó que dentro de su rancho había tierra suelta cerca de un árbol de naranjas y que al parecer del hueco en el suelo salían dos manos humanas.

Los preventivos estatales confirmaron el reporte del hallazgo del cuerpo y sólo resguardaron el área.

 

Era robusto

Varios peritos criminalistas de la Fiscalía General del Estado (FGE) junto con un grupo de policías ministeriales excavaron poco a poco y encontraron a un hombre robusto, de 1.80 de altura y que pesaba casi 100 kilogramos.

El cadáver del sujeto fue enviado a una funeraria local, donde horas después fue reconocido por sus familiares como Antonio Arroyo Cruz, de 38 años. Por los archivos que se tienen al parecer contaba con antecedentes penales y era vecino del barrio Zapotal en el municipio.

La zona del hallazgo quedó resguardada por elementos policiales de distintas corporaciones debido a que los criminalistas regresarán hoy a excavar nuevamente, con la intensión de descartar más cuerpos enterrados.

Trascendió que la víctima había sido privada de su libertad el pasado martes a unas cuadras de su domicilio.

Al cierre de esta edición se desconocía el móvil del asesinato y no había detenidos por parte de las autoridades ministeriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *